domingo, 27 de junio de 2010

Un futuro más brillante para Europa con la tecnología de diodo láser

 Los diodos láser son láseres semiconductores de bombeo eléctrico que tienen un uso muy extendido en aplicaciones industriales como las impresoras láser, los lectores de códigos de barras y los escáneres. En los últimos años, diversos avances han mejorado el rendimiento energético de estos láseres y los han hecho más compactos y robustos, lo cual ha facilitado la fabricación en serie de productos dotados de esta tecnología.

Sin embargo, el uso de estos láseres en muchos campos como la sanidad, las comunicaciones y el entretenimiento se ha topado a menudo con la dificultad de lograr un rendimiento satisfactorio por lo que concierne a equilibrar la potencia y la calidad del haz. Actualmente hay un grupo de científicos e ingenieros europeos que están cooperando para desarrollar la próxima generación de tecnología de diodo láser a través del proyecto WWW.BRIGHTER.EU («World Wide Welfare: High-Brightness Semiconductor Lasers for Generic Use»), financiado con fondos comunitarios. Este proyecto recibió de la UE una financiación de 9,7 millones de euros.

Los socios de este proyecto, que parten de los positivos resultados obtenidos por el proyecto WWW.BRIGHT.EU, que finalizó en 2006, desarrollarán el aspecto del gran brillo de la tecnología de diodo láser. Este gran brillo se refiere a la capacidad de un diodo láser de gran potencia de proporcionar un haz de gran calidad.

Concretamente, en este proyecto se proponen crear fuentes de luz de gran brillo y bajo coste en una amplia gama de colores (es decir, longitudes de onda), así como lograr una mayor luminosidad con fibras ópticas de menor diámetro. Según el consorcio, estos avances dejarán atrás las fuentes de láser costosas y difíciles de manejar e impulsarán nuevas aplicaciones.

Seguidamente, el proyecto se propone demostrar las aplicaciones de esta tecnología, inexistentes hasta ahora en el mercado, tales como fuentes de láser que permitan obtener imágenes médicas para el diagnóstico del cáncer y administrar tratamientos más certeros, amplificadores ópticos para redes de telecomunicaciones y fuentes compactas para realizar proyecciones.

La tecnología láser encierra un gran negocio. Según la plataforma tecnológica europea Photonics21, en 2005 el mercado mundial de la fotónica ascendió a más de 225.000 millones de euros, y se espera que este mercado se triplique en los próximos diez años. A base de combinar sus conocimientos sobre tecnología de diodos láser con tecnologías ópticas originales, los socios de proyecto BRIGHTER confían en explotar este mercado de miles de millones de euros con la creación de láseres más pequeños, brillantes, eficientes y económicos.

«La tecnología de diodos láser tiene ante sí mercados enormes», aseguró el Dr. Michel Krakowski, de Alcatel-Thales III-V Lab, coordinador del proyecto. «Hay montones de aplicaciones que hoy en día resultan imposibles sin contar con láseres de diodo de gran potencia, sea por su coste, limitación de colores o transportabilidad», añadió. «La meta de este proyecto es crear láseres nuevos que ofrezcan más potencia y brillo. Se trata de nuestra capacidad de reconcentrar el haz.»

«En el seno del proyecto hay una colaboración muy estrecha entre los grupos encargados de las movilizaciones y los socios que fabrican la extensa variedad de diodos láser de gran brillo necesarios para las aplicaciones futuras», señaló el Dr. Slawomir Sujecki de la Universidad de Nottingham, que está a cargo de las actividades de diseño y simulación de láseres en WWW.BRIGHTER.EU. «Esta colaboración viene motivada por una sólida creencia en el carácter crucial del software de diseño y modelización predictiva de diodos láser para poder comprender las limitaciones de la tecnología actual y desarrollar nuevas estructuras que ofrezcan un brillo superior.»

El proyecto, además de crear tecnología nueva, es parte integral del Espacio Europeo de Investigación. Según el profesor Eric Larkins de la Universidad de Nottingham, que también está en el consorcio, este proyecto sirve de ayuda para la comunidad científica, al intensificar la cooperación entre la industria y el mundo académico. Esto, según dijo, redunda en un mayor número de oportunidades de promoción profesional. «También estamos creando módulos formativos sobre tecnologías de vanguardia, los cuales están disponibles en formato de tutorial en el sitio web del proyecto para estudiantes e investigadores ajenos al consorcio», explicó el profesor Larkins.
Jesús Ramirez
C.I:18564428
Sección: 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada