domingo, 10 de abril de 2011

EL RELOJ ATOMICO DE BOLSILLO

Los científicos de la Office of Naval Research han dado a conocer su última creación en el ámbito de la medición precisa del tiempo. Se trata de un reloj atómico del tamaño de una caja de cerillas, que sólo pierde un segundo cada 10.000 años.



El doctor John Kim, con el reloj atómico de rubidio.

Foto: ONR


(NC&T) Nuestro reloj de cocina, o el de pulsera, no tienen ese extraordinario grado de precisión. No lo necesitamos para llegar al trabajo de forma puntual. Pero para otras aplicaciones, como la navegación de los barcos y aviones, para las comunicaciones o el guiado de un misil, la exactitud en la medición del tiempo es vital.


La Office of Naval Research pondrá pronto en servicio un nuevo reloj atómico de rubidio, llamado más exactamente Ultra-miniature Rubidium (Rb) Atomic Clock, que sólo ocupa 40 centímetros cúbicos de volumen y que apenas gasta 1 vatio de energía. Su peso tampoco es muy superior al de una caja de cerillas. No es el reloj atómico más preciso que existe, pero sus otras características lo hacen ideal para diversas aplicaciones.


Como explica John Kim, de la ONR, ya existen en el mercado relojes atómicos comerciales, pero aún son demasiado grandes y pesados. Un reloj atómico de cesio, por ejemplo, ocupa unos 4.800 centímetros cúbicos (la mitad de una mochila grande) y consume unos 50 vatios de energía.


La empresa Kernco ganó el contrato en noviembre de 2000 para producir y fabricar el Ultra-miniature Rb Atomic Clock. En octubre, la primera unidad de pruebas será entregada a la ONR para que se efectúen los correspondientes ensayos. Su pequeño tamaño aportará flexibilidad a los diseños de numerosos sistemas, especialmente en los aviones, que se beneficiarán también de su escaso peso y consumo.


El nuevo reloj es totalmente óptico. Utiliza una fuente de luz láser derivada de un avance tecnológico llamado Vertical Cavity Surface Emitting Laser (VCSEL), desarrollado para las necesidades de la industria de las comunicaciones por fibra óptica, que requiere láseres extremadamente compactos.


Pero la carrera no se detiene aquí. Kernco ya está trabajando en otro reloj atómico para la ONR que ocupará sólo 10 centímetros cúbicos, y otras agencias piensan ir todavía más allá.


Wilmer J Sánchez V-19358601

CAF - Parcial 3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada